Chincha Perú, Santuario de Melchorita Chincha, La Centinela Chincha, El Carmen y el verano negro Chincha, Hacienda San José

Chincha

Chincha Perú, visita El Carmen y su Festival Verano Negro

Cuenta la historia que cuando los conquistadores españoles preguntaron por, las zonas de mayor riqueza, los lugareños centroamericanos les dieron los nombres de dos grandes señoríos: Inca y Chincha.

Con sus grandes campos de algodón, excelente vino y de su exaltación permanente, Chincha y sus enclaves negros –El Carmen, San José, El Guayabo, San Ragis, y Hoja Redonda- son el escenario donde se llevo a cabo la mejor y más animada transformación cultural de estas tierras.

Las playas de Chincha, como Las Totoritas o Lurinchincha, están relativamente cerca, pero lo bastante apartadas como para tomarse un descanso. La campiña chinchana es propicia para largas y relajantes caminatas, disfrutar de una cálida conversación con sus pobladores y degustar de una riquísima carapulcra o sopa seca.

Chincha es un verdadero paraíso de playas, gente hospitalaria y excelente gastronomía a 3 horas de Lima. Tras el sismo que remeció la zona en 2007, Chincha, Pisco e Ica comienza a levantarse y los hospedajes y restaurantes comienzan a abrir sus puertas a los visitantes. Recuerde con su visita puede apoyar a la reconstrucción de la zona.
Altitud: 550 msnm. Distancia: a 192 Km de la carretera Panamericana Sur (3 h.) al S de Lima.

SANTUARIO DE MELCHORITA, bulevar el Peregrino

El Peregrino, a 10 km de la ciudad de Chincha, es un pequeño bulevar donde artesanos del distrito de Grocio Prado confeccionan y venden souvenirs de junco o de totora, y es, ante todo, el lugar donde está ubicado el Santuario de Melchorita, beata popular venerada en los lugares más apartados del Perú. El santuario de Melchorita consta de una sala de oración con la imagen de la beata, en donde los devotos rezan en silencio y llevan a sus hijos para que reciban su bendición. Hacia uno de los lados, se encuentra lo que fue su habitación, un pequeño dormitorio con una cama de carrizo y esteras, donde los visitantes acostumbran depositar, monedas y otros recuerdos. En la entrada, se vende crucifijos, estampas, cuadros y velas decoradas.

LA CENTINELA, complejo arqueológico chinchano

En Chincha Baja, se yergue el complejo arqueológico La Centinela, el mejor conservado entre las casi doscientas ruinas o huacas menores que se extienden paralelas al mar. La Centinela pertenece a Los Chincha, constaba de numerosas edificaciones de adobe que servían para diferentes usos: religiosos, administrativos, económicos y políticos, ocupaba 15 ha, fue un centro urbano complejo, constituido por pirámides truncas separadas por espacios abiertos que formaban plazas y patios.

Se especula que aquí se albergó al oráculo e ídolo de Chinchaycamac. Posteriormente este asentamiento sufrió algunas modificaciones propias de la arquitectura incaica. Desde la cima de la pirámide más alta se puede ver el mar y campos de cultivo. En el museo de sitio, puede verse cerámicas y textiles, entre otros restos: legados de Los chincha.

El Carmen, alegria del verano negro

Uno de los distritos más visitados es El Carmen, a 10 km de Chincha. Este valle despierta gran interés turístico por su población mayoritariamente afrodescendiente y sus características danzas y bailes, producto de su idiosincrasia alegre y colorida. El festival Verano Negro, celebrado en el mes de marzo, es su gran atracción turística. La mayoría de las danzas afroperuanas son producto de la confluencia social y religiosa, en devoción y adoración al niño Jesús, así como también de veneración a la Virgen del Carmen: se baila el 24 y 25 de diciembre por la Navidad y el 26 y 27 por las festividades de la Virgen. Las representaciones continúan el 6 de enero con la Bajada de Reyes, que coincida además con las celebraciones por el nacimiento de Melchora Saravia, la popular beata.
Un tema aparte es el licor de totuma -fruto parecido a la calabaza, con sabor semejante a la algarrobina y con pepitas en forma de corazón-, macerado con pisco y vino oporto dulce, como se estila en el distrito de El Carmen.

Casa Hacienda San José

La Casa hacienda San Jose ubicada en la alegre ciudad de Chincha, esta bella casona de estilo colonial fue construida por los jesuitas en el siglo XVII y luego cedida particulares que la transformaron en un cómodo hospedaje. Aquí los visitante pueden disfrutar de su capilla de estilo churrigueresco, sus salones, sus amplió pasillos y sus amplios patios. Los laberínticos pasadizos que se entrecruzan bajo sus cimientos se utilizaban para trasladar a los esclavos desde la costa en horas de la madrugada con el fin de no pagar ningún tipo de impuesto. Sus hospitalarios dueños y su rica comida lo harán sentirse como en casa.

Festival Verano Negro en el Carmen, Chincha

No es novedad que el distrito de El Carmen sea reconocido por la vitalidad de sus pobladores, y este festival que se celebra en marzo es la máxima expresión de su cultura.
La celebración dura una semana e involucra distintas manifestaciones afroperuanas: música, baile y gastronomía, así como recitales de poesía. El ambiente por todo El Carmen se torna carnavalesco durante estos siete días: comparsas de bailarines invaden las calles y corredores gastronómicos se habilitan para el público. La clausura de las festividades se celebra con una yunsa.